Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
15 enero 2014 3 15 /01 /enero /2014 07:23

Hacía tantos días que no veía la luz del sol, que no es que se hubiese acostumbrado a vivir en la sombra, es que se había hecho un hueco incómodo en el que sobrevivir. Sobrevivir, eso era lo que hacía, vivir por encima de todo con la escasez de las herramientas que le ayudaban a tirar para adelante. Entre ellas, la luz. La luz de los días soleados que le animaba a realizar actividades sola o en compañía. La luz que se enganchaba a sus músculos y le movía de un lado para otro sin parar. La luz que guiaba sus pasos a ese suspiro de aire puro que te renueva por dentro. Esa luz estaba tan escondida y se dilataba su ausencia tanto en el tiempo, que comenzaba a debilitarse como la flor que nunca se riega. Empezaba a sentir los efectos de la oscuridad en su propio ánimo y vagaba con la mirada perdida en el horizonte sin rumbo ni destino.

Se ajustó la capucha de su abrigo y comenzó a caminar despacio bajo una fina lluvia que deslucía, un día más, sus esperanzas de rayos de sol en medio de aquel temporal.

- ¿Y por qué no coges un paraguas y así no te mojas?-.

- Porque no me gustan los paraguas...-.

- ¿Cómo que no te gustan?-.

- No, no me gustan. Me tapan el cielo, me imponen un techo, me cierran el paisaje de mi cabeza hacia arriba...me agobian-.

Se hizo un silencio reflexivo a ambos lados de la linea telefónica. Y logró oir a lo lejos una pequeña sonrisa metálica que hizo, a su vez, que también sonriera a la explicación. Era aguda, ingeniosa. Quizás nada convincente, pero es que no trataba de atraer aliados a su negativa de utilizar paraguas en los días de lluvia, solamente a explicar la razón por la que llegaba calada hasta los huesos por voluntad propia.

Una sensación negativa que había que resolver tras finalizar esa llamada. Porque, ¿para qué vivir en una eterna indignación si había alternativas más llevaderas?. No tenía sentido.

Marcó de nuevo su número y sonrió a la vida.

- No me gustan los paraguas, pero sí la compañía bajo ellos...en esos casos, mi techo, eres tú -.

Compartir este post

Repost 0
Published by Kora
Comenta este artículo

Comentarios

Eva 01/23/2014 15:18

Precioso!!

laflori 01/21/2014 13:00

Claro que sí, Kori, además que hay paraguas muy bonitos, yo le tengo un cariño especial a uno que me regaló mi peke y sí, cuando lo llevo (por mor del tiempo) abierto o cerrado, es como que mi niño
me cuidase...
Bueno, a ver, te dije que venía y que tuvieras algo calentito, para compartirlo al amor de la mesa camilla y nuestra charla...
Sabes, en la calle hace frío,y cae un aguanieve que paqué; pero he tenido un encuentro con nuestro invierno; hemos hablado un poquito y ante mis quejas, me dijo que, cada estación tiene el tiempo
suficiente como para que todos la podamos vivir, que no es más o menos larga por jorobarnos, sino porque cada una tiene sus cosas y desean que las conozcamos y vivamos todas, porque de todo nos
hace falta, aunque solo fuera por apreciar otras... ¡Qué pedaso poeta! sí así me lo dijo y con mi acento, pero me guiño el ojo para que supiera que lo hacía para darme un poquito de calorsito;)

Bueno, cambiando de tema, ayer tuve un día tremendo, pero lo peor llegó por la noche, fue tragicómico: El peke se levantó enfermito, así que le tocó medicarse. Por la tarde, le compré lo indicado y
le di la dosis. (es única y él lo sabe, porque no es la primera vez que toma eso) bueno, pues por la noche, cuando me siento, por fin, a relajarme, va y me dice: "ya me he tomado mi segunda dosis
mamá" yo, empiezo a rebobinar y digo: "a ver qué me estás contando... tú solo tenías que tomar la que te di esta tarde..." "pues acabo de tomar la segunda" "¡que no hay segunda, que hasta mañana no
te tocaba, por Dios bendito, qué has hecho...!"

¡Como una loca kori, no sabes lo que me entró...! Bueno, llamé a toxicología, ná comunicando siempre (es paná, perder el tiempo, que a veces puede ser irrecuperable). Al final, respiro, me acuerdo
y llamo al médico de urgencia de la compañía... (mientras voy ordenando que se pongan los zapatos que nos vamos)
Una madre kori, qué amor (la doctora de urgencias)... "No te preocupes corazón, lo más que puede pasar es que tenga diarrea,...tranquilízate corazón y mañana que no tome:)
"
Bueno, tenía ya a todos preparados para salir corriendo (mis dos chicos) nos quitamos los zapatos y nos pusimos a reir como descosíos... "¡cómo eres de loca mamá, qué exagerada...!" hasta yo me
reía de mí (más de alegría porque todo fuese el susto)

¿Sabes? después de todo, y, a pesar de que todo fue divertido, prefiero a mi amigo invierno y su frío que esos sustos;)

Besos, gracias por tu caldito y por escucharme:)

Toñy 01/17/2014 19:46

A ti los paraguas no te gustan pero a mi sí y muchos más si voy bajo él contigo.Un beso

Presentación

  • : El blog de kora-opina
  • El blog de kora-opina
  • : "Porque quien no inventa, no vive"(A.M.M.)...y, en muchas ocasiones, vivo para inventar o invento una vida.
  • Contacto

Cuentos Y Demás...

Micro Relatos