Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
16 diciembre 2013 1 16 /12 /diciembre /2013 07:31

Aguantó el calor todo lo que pudo cerrando cualquier posible entrada con la presión de sus brazos encima del edredón. Suspiró y cerró los ojos para retener ese momento.

Y aunque todo a su alrededor se movía con una dinámica propia y rápida, consiguió atrapar ese pequeño instante de paz mirando a la negrura de sus párpados cerrados. 

Se dejó seducir por los sueños de aquella estrella fugaz y permitió que su cuerpo se relajara sintiendo como todos y cada unos de sus músculos se desparramaban por los centímetros de sábana sobre los que yacía.

Ni una mueca, ni un dolor ni siquiera un pinchazo de aquellos de miedo, de inquietud, de incertidumbre, de dudas. Sola ella con su momento retenido, con su alma enredada, con su corazón encogido pero que, poco a poco, se iba dilatando a medida que la estrella seguía su rumbo hasta desaparecer.

Se concedió unos segundos de evasión, los suficientes para intentar poner los pies en la tierra y que todo aquello no formara parte de algunos de esos sueños que la abordaban cada noche para no dejarle descansar. No, no eran sus fantasmas los protagonistas de aquella porción de tiempo consigo misma. Esperaban ansiosos para volver a asaltar su tranquilidad, para proveerla de razones para temblar, para sudar a deshoras, para estremecerse aún más en el infinito espacio de su colchón.

Tuvo la valentía de pensar para si, por ella, por su vida...aunque fueran tan solo unas milésimas de segundo pero esa vocecita afónica, callada, silente de los últimos tiempos, le susurró "la vida es una y hay que aprovechar".

Abrió los ojos haciéndose a la claridad de la lamparita de noche, a la de la blancura de sus paredes espectadoras de tantos y tantos desvaríos contínuos, enfermos, dolidos. Y guardó aquel momento en su bolsita, la que tenía prendida son alfileres del corazón mordisqueado por los bordes. La bolsita de los pedacitos de vida que se le antojaban distintos, bonitos y eternos.

Volvió a sus pirar como si en aquel preciso instante, el mundo se fuera a acabar, con el consecuente pequeño mareo de quien llena sus pulmones y descubre que tiene más capacidad de la que pensaba porque los nudos, como bien dicen por ahi, se deshacen y, en ese impás de tiempo, no había ninguno que le recordara lo difícil que a veces es la vida.

Sonrió, cerró los ojos y dejó que el cansancio, la química y las sensaciones, le acunaran en sus brazos para comenzar toda una noche en completa soledad.

Compartir este post

Repost 0
Published by Kora
Comenta este artículo

Comentarios

Toñy 12/19/2013 18:38

Hola Kora:La vida no es lo que ono espera pero merece vivirla.

Presentación

  • : El blog de kora-opina
  • El blog de kora-opina
  • : "Porque quien no inventa, no vive"(A.M.M.)...y, en muchas ocasiones, vivo para inventar o invento una vida.
  • Contacto

Cuentos Y Demás...

Micro Relatos