Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
14 agosto 2013 3 14 /08 /agosto /2013 07:42

Mientras maniobraba nerviosa con sus manos, el eco de sus palabras le retumbaba en el pecho. El reflejo del espejo bajo la ténue luz del baño le devolvió una imagen lamentable de sí misma. Ojerosa, azotada, cansada y castigada por momentos en la vida que definitivamente no tenía que haber vivido.

No estaba especialmente guapa y menos cuando el recorrido de sus lágrimas marcaba la línea insegura de sentirse incomprendida, de haberse perdido algo por el camino.

Se le marcaban los pómulos dibujando una sombra bajo ellos que no favorecía su rostro contraido y se podían contar, sin problema, todas y cada una de las costillas que albergaban su corazón lastimado y asfixiado.

Sus hombros, caídos, denotaban la derrota de la pequeña lucha e invitaban a la sensación de impotencia que se crea cuando la soledad llama a la puerta y la incoherencia se cuela por la ventana con un golpe de viento.

Sus brazos, delgados, infinitos, delicados, seguían el movimiento de las manos que no paraban de hacer y hacer.

Suspiró como si fuera la última oportunidad de hacerlo y dejó que sus pulmones se vaciaran lentamente para recobrar la compostura tras el envite. Situaciones similares superadas con dolor. Disfraces de silencio para llegar al momento de calma. Buscar la palabra exacta de perdón para no proseguir por la vía del rechazo y el enfrentamiento.

Así, asimilando el vendaval de sensaciones que le tenía bloqueada, sintió un leve pinchazo en la mano derecha. La sangre fluía lenta, coagulada. Sólo era el puntito que sus propias uñas habían creado por la fuerza de cerrar la mano. Con la otra mano, terminó lo que había empezado y metió el último fleco que casi ni cabía. Le obligó a entrar.

De nuevo, el alma en un puño, pequeño pero duro y consistente. No lo levantó en señal de victoria porque no había ganado nada, pero si permitió que permaneciera cerrado el suficiente tiempo para que, una vez liberada la presa, pudiese disfrutar de un albedrío de verdad y no de cartulina.

Compartir este post

Repost 0
Published by Kora
Comenta este artículo

Comentarios

Kora 08/16/2013 07:36

Betty...gracias por tu tiempo y palabras y si, espero que así sea, un destino bueno y un merecido descanso, al menos, del alma.
Besitos.

Betty 08/15/2013 01:23

Un trazo en un papel, el destino después de haber partido, el inicio de un merecido descanso....

Presentación

  • : El blog de kora-opina
  • El blog de kora-opina
  • : "Porque quien no inventa, no vive"(A.M.M.)...y, en muchas ocasiones, vivo para inventar o invento una vida.
  • Contacto

Cuentos Y Demás...

Micro Relatos