Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
30 junio 2014 1 30 /06 /junio /2014 07:36

Hoy, tras la penuria voluntaria de quien se somete a la prueba de sus sueños, rindo tributo, más que nunca, al valor de las palabras.

 

Sólo resuenan los ecos de una conversación de inicio. Luego fueron palabras y más palabras planificando tu día a día, algún que otro intercambio de imágenes, imágenes dispersas colgadas de la red y referencias maravillosas que se afianzan poco a poco con el devenir de las jornadas.

 

El otro día una buena amiga resaltaba lo fantástico que es querer a quien ni siquiera conoces y lo bien que nos sienta querer a quien no conocemos, así, sin más pretensión que esos hilillos infinitos e invisibles que se establecen entre las personas sin saber muy bien la razón por la que se han forjado. Lazos que flotan en la atmósfera que se establece entre dos personas sin tan siquiera conocerse, pero que cada uno estira de su lado para que ese lazo tenga la entidad suficiente como para permanecer entre ambos.

 

Necesité muchas horas (quizás demasiadas) por esos caprichosos designios del destino que te ponen en tu sitio (eso es lo que más me gusta de las montañas, que no te mienten y que te centran justo donde tienes que estar). Necesité mucha cabeza para no bajar los brazos y pasar a otra cosa. Necesité mucha raza para mandarlo todo a la basura e intentar que ese recuerdo no formara parte de mis vivencias. Quería vivirlo, quería contarlo, quería que fuera precisamente el que fue, con sus penurias, con sus dolores, con sus gritos de "retiraté" taladrando mi mente.

 

Sigues, miras lo que te queda pero sigues, intentas obviar ese dolor tan intenso que hace que te arrodilles en medio de la Nada, haces acopio de fuerzas para que esa molestia que te desgarra el corazón no impida alcanzar la meta, tiras de recursos para hacerte a la idea que toda tu desgracia va a desaparecer por arte de magia...crees en la magia!!!!!!!.

 

El auto-bombo está muy bien para contar lo épico del logro pero, sin duda, y siendo lo más justa posible, nada de esto hubiese pasado sin mi pequeño empujón, sin esa frase que se me clavó en el alma desde bien entrada la mañana y que, a modo de amigable impulso, me ayudó como nunca creí que me iba a ayudar una simple frase compuesta de tres palabras: "estoy aqui contigo".

 

Y estuvo, hasta el final, en cada kilómetro, en cada paso que di, aliviando mi tristeza cuando me falló el cuerpo, admirando mi sonrisa cuando conseguía llegar al siguiente punto, mirando a la cima que esperaba mis huellas, en cada ingesta, en cada suspiro, en cada ataque de asma (me encantan pero...malditos pinares!!), en cada jaleo a los que se iban quedando, en cada saludo a los que se iban sin remedio, en cada trago vital de agua, en cada mirada a las rodillas suplicando que aguantaran, en cada silencio roto por mis propios lamentos...en todos y cada uno de esos momentos, ahí estaba, como dijo, conmigo y eso, me guste o no, sea conveniente o no, sea real o producto del sueño, sea cierto o forme parte de mi imaginación, fue determinante.

 

No sé cuantos arcos nos quedan por atravesar pero parece un excelente inicio...y si, el destino, a veces, es bonito.

 

Gracias por "estar ahi conmigo".

 

P.D. Y gracias a tooooooooooooooodos los demás por el apoyo. Cada uno ya sabe de quien hablo, me siento muy orgullosa de cerrar filas con todos vosotros, mis "espartanos". Feliz semana...un día menos para lo siguiente.

Compartir este post

Repost 0
Published by Kora
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : El blog de kora-opina
  • El blog de kora-opina
  • : "Porque quien no inventa, no vive"(A.M.M.)...y, en muchas ocasiones, vivo para inventar o invento una vida.
  • Contacto

Cuentos Y Demás...

Micro Relatos