Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
3 febrero 2014 1 03 /02 /febrero /2014 12:43

Me provoca comentar, tras días sin andar por aqui, esa extraña sensación de conflicto entre lo que deseas hacer y lo que realmente tienes que hacer.

Y me provoca comentarlo porque, a pesar de que a priori puede parecer una situación en la que las soluciones son ignorar y quedarte tal cual o salir huyendo no vaya a ser que te coja algo, no es del todo así.

Hace muy poquito tiempo que se me presentó algo del estilo. Un deseo irrefrenable (también en un principio) y una decisión en contra con una fuerza tal que, al menos, te tenías que sentar a meditarla con lo que nos cuesta hacer esto último con la vida que llevamos.

Pero si, te sientas, reflexionas, imaginas balanzas imaginarias, haces listas de "si" y "no", te posicionas, te vuelves a posicionar, correteas por las opciones con el máximo realismo posible y, al final, cansada, agotada e, incluso (me atrevo a decir), derrotada, te decantas por lo que realmente tienes que hacer, fundiendo a fuego lo que deseas hacer.

Dicho así podría ser una perfecta definición de lo que se entiende por frustración...pero, cual es mi sorpresa cuando, ya tomada la decisión y yendo muy en contra de lo que te pide la sangre, resulta que te ves invadida por una paz indescriptible. Una calma tal que se te llegan a dormir los dedos de los pies con la sapiencia y madurez de quien ha tomado la decisión que, en ese momento, es la más correcta (no la más anhelada).

Y eso es lo que me provoca, las sensaciones contrarias, las luchas internas con saldo positivo al fin y al cabo.

No siempre lo que uno sueña es lo que se realiza y, en ese camino tortuoso, lleno de vaivenes, de senderos, de salidas confusas y de marañas mentales, descubres que caminar en sentido contrario, es a veces lo más gratificante.

Qué gran verdad aquello de que una retirada a tiempo, es una victoria. Para los deportistas como yo, eso era inconcebible por puro sentido común (el menos común de los sentidos, que diría aquel). Sin embargo, el abanico es más amplio, se abre mucho más de lo que parecía abrirse y, ahí la gratificación, lo he abierto solita, sin ayuda de nadie más que de una avalancha de nieve, unas condiciones adversas donde las haya y unas palabras contradictorias provenientes de esa cebolla mía que conforma mi pequeño mundo.

Felicitándome por la capacidad dual de decidir mi bienestar...feliz lunes.

Compartir este post

Repost 0
Published by Kora
Comenta este artículo

Comentarios

Kora 02/10/2014 08:10

Fuerza e ilusión...tú lo has dicho, papá, hay que afrontar los días con esos dos componentes que a veces, parece que se agotan...pero no.
Muchos besitos!!!!!

Kora 02/10/2014 08:09

Hola Flori!!!!!!. La gripe (o lo que sea) ya quedó atrás, aunque de lo que de verdad tengo ganas es de que se vaya el frío, porque vaya mesecito de febrero llevamos...
Uno mismo ha de cuidarse, no puedo estar más de acuerdo en eso. Más que nada porque, en teoría, más que tú, no se puede querer a nadie...ahí empieza lo bueno, por quererse y aecptarse a uno
mismo.
Miles de besos!!!!!

papa 02/08/2014 18:05

Lo más importante es la seguridad de la decisión a tomar,porque una vez tomada sea cual sea el término de la batalla la paz interior es total.Se abrirá una nueva oportunidad cuando menos se espera
y los caminos cerrados se nos vuelven a abrir para ir a ellos con más fuerza y más ilusión.

Flora 02/07/2014 13:18

¡Me alegra volver a verte! pensé si estarías con la gripe (ya sé que no, pregunté a MJ)

Lo que nos cuentas es muy interesante... Realmente no sabemos nunca qué es mejor o peor, por eso, lo mejor siempre es decidirse por lo que a primera vista puede hacernos bien o menos daño. Y desde
luego nadie como uno mismo para cuidarse, es a uno a quien le aprieta su zapato no? Te felicito yo también.

Abrazo, amiga...

Kora 02/04/2014 10:40

Feliz martes, amor

Presentación

  • : El blog de kora-opina
  • El blog de kora-opina
  • : "Porque quien no inventa, no vive"(A.M.M.)...y, en muchas ocasiones, vivo para inventar o invento una vida.
  • Contacto

Cuentos Y Demás...

Micro Relatos