Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
25 mayo 2018 5 25 /05 /mayo /2018 11:44

"Y mira que me estoy esforzando para que no me digas cosas bonitas". Se quedó paralizada, en parte por aquella afirmación que le heló la sangre por completo, en parte por el sonido ensordecedor de aquel trueno que se llevó hasta la luz de su casa.

Se hizo el silencio en su interior a pesar de que la conversación siguió su curso. Pero pudo perfectamente identificarse en dos espacios distintos. Uno, en el las animadas historias que podía intercambiar con su interlocutor. Otro, el de la aplastante frase que la dejó de piedra.

Consiguió finalizar la conversación sin levantar sospechas y dedicó no pocos minutos a digerir aquellas palabras que harían mella en ella acompañando a muchas otras.

Y llegó a una conclusión a una hora que no debería estar despierta y es que no debes permitir que hagan de ti una persona que no eres porque, entonces, ya dejas de ser tú, ya no quieren tu esencia, ya no te quieren a ti, quieren otra cosa que puede estar mejor o peor pero que no es la original. Y, desde hacía mucho tiempo, había rechazado imitaciones.

Compartir este post
Repost0
18 mayo 2018 5 18 /05 /mayo /2018 07:08

Finalmente, no eran tan distintos a como se conocieron. Al principio, se comienza a perfilar un rol que, para bien o para mal, va cambiando. Se necesita de ese tiempo de conocimiento para ir despojando o añadiendo características a las personas que conocemos, ahí está la clave de todas nuestras relaciones, del tipo que sean.

Hay veces que se acierta desde el inicio, pero hay otras muchas que no, y ahí también está la clave de la permanencia de esas relaciones, cuando alguien te sorprende para bien.

Y en esas estaban, justo en esas, en la nube de sorpresa, en el día a día que les iba afirmando que, efectivamente, esos roles iniciales, eran injustos para consigo mismos.

Pero la vida es así, a veces es tremendamente injusta con los sentimientos, con las sensaciones. Y hay una razón para todo, aunque a veces cueste Dios y ayuda encontrarla.

Esos roles se fueron modificando a base de cariño, hasta que en un momento dado, alguien se dio cuenta que ensamblaban a la perfección y no interesaba porque, efectivamente, finalmente no eran tan distintos a como se conocieron. Y volvieron a sus carcasas iniciales sin siquiera tener en cuenta todo lo bueno vivido, sin siquiera tener la delicadeza de haberse contado toda la verdad.

Por fin, el sueño terminó; agitado, desconcertante, ansioso. Ahora solo toca trasnochar por otros menesteres más beneficiosos y saludables.

Compartir este post
Repost0
27 noviembre 2017 1 27 /11 /noviembre /2017 11:19

Tanto daba, el tiempo pasaba lento,como si no quisiese avanzar y quedarse  justo ahí, donde estaba. Los recuerdos se le agolpaban densos e insoportables, pesaban tanto que le empezaba a doler la cabeza. A veces eran tan potentes, que le dejaban casi sin respiración. Porque esa era su vida, también habia vivido esos instantes a su lado. No formaban parte de ningún guión de una película, ¡más quisiera!. 

El sonido de un nuevo mensaje le arrojó a la realidad de su oscura habitación. Sonrió a la ocurrencia de su remitente y le hizo reflexionar acerca de esas palabras que parpadeaban alegres y joviales, como su interlocutora.

Y le dio por pensar que, efectivamente, y a pesar de las brumas,había vida allí fuera,una vida por descubrir, sin un sentido claro pero que, al menos en ese momento, logró darle el aliento necesario para incorporarse en la cama y responder con ese sentido del humor silenciado por el desamor.

Nuevo día, nueva oportunidad y a por ello.

Compartir este post
Repost0
13 septiembre 2017 3 13 /09 /septiembre /2017 06:55

Le sobrevino un recuerdo fugaz pero de tal magnitud, que le tembló el cuerpo entero. Es de esas veces en las que sabes que podría ser pero que no va a pasar y esa misma impotencia de pensamiento, se le reveló a la altura de todas y cada una de sus células. Apretó los puños como si con ese gesto consiguiera disuadir aquel sentimiento y se retiró pacientemente, como tantas otras veces, a digerir el mal trago de la pérdida sin siquiera haber luchado. Amontonó su orgullo en un ovillo imperfecto y se ajustó el alma para que no se le volviera a escapar persiguiendo un imposible.

Compartir este post
Repost0
17 agosto 2017 4 17 /08 /agosto /2017 07:47

No, no todo vale. Hay peajes que la piel no tendría que pagar, deudas que se contraen sin querer precisamente por querer.

No, cualquier cosa no es válida. Desde el momento mismo en el que se sobrepasan los límites de la dignidad, de la amistad, de la nobleza; ahí ya no todo vale.

Y lo sabía, por experiencia, por sentimiento, por intuición.

Pero, de nuevo, sacó el monedero para abonar la tasa (elevada) que le daría un derecho inexistente a preguntar, a saber, a apropiarse de algo que no era suyo, que nunca lo había sido y que, por mucho tiempo que pasara, jamás lo sería.

Esa pena, ese desasosiego, esa ansiedad, le volvería a acompañar nuevamente al despuntar el alba.

Compartir este post
Repost0
17 julio 2017 1 17 /07 /julio /2017 07:40

Era bicapa; la superficial y la más profunda. En la primera, vivía la vida que le gustaría vivir. Integraba a la gente que en realidad quería que le rodeara, estimulaba experiencias que no llegaban a consagrarse pero que el solo pensamiento, ya le alimentaba. Había luz y sol a partes iguales, conversaciones, lunas llenas y playas eternas. Había camas desordenadas, armarios vacíos, largos paseos y manos que moldeaban pieles ajenas.

En la segunda, la sombra y la tristeza competían por ganar la batalla por la primera posición. Había frío, hielo, silencio y mucha, mucha oscuridad. Incontrolable, inalcanzable, imposible.

Pero así vivía, a caballo entre una y otra, casi ya sin darse cuenta de la dualidad de vida que tenía entre sus manos. Se había acostumbrado tanto al hastío, que no tuvo más remedio que inventarse otro lugar en el que, de vez en cuando, poder respirar. Porque su realidad asfixiaba, ennegrecía lo blanco, le hacía sentir el ser más impotente e incapaz jamás visto.

Y buscó aire. Lo encontró, pero prefirió renunciar a los placeres (pequeños) de la vida por no parecer osado de cara a la galería. No, el valor no era uno de sus principios.

Compartir este post
Repost0
15 junio 2017 4 15 /06 /junio /2017 06:52

Y así se vió, sola en medio de la noche. Oscura, recia, ausente. Tumbada en su cama que en otras ocasiones, tantas alegrías le dió, no pudo evitar asfixiarse con la bocanada de culpa que le sobrevino de madrugada.

Porque no había obrado bien y, encima, a conciencia. Todo lo hizo bajo la batuta de un plan manipulado por ella personalmente. Pero todo se volvió en su contra. Para mentir hay que tener memoria y, sobre todo, poca vergüenza.

Se vió sola, sin nadie, sin nada. Tan solo el eco de su corazón invadía su alcoba denostada por su propia maldad.

Se ahogó en los recuerdos de una amistad que podría haber perdurado si no fuera porque se olvidó de que en la vida, es necesario vivir con ciertos límites, no recordó que los principios y la moral gobiernan a las buenas personas.

Sudó hasta deshidratarse, lloró hasta el lamento y silenció una pena que se le vino encima como una losa pesada y contundente.

Una vez más recordó que el orgullo forma parte de ese lado tétrico que afloraba en el momento más insospechado y no se acordó que mantener esa postura autoritaria y maquiavélica solamente le traeía problemas y cargos de conciencia; una conciencia manchada por su propia falsedad y que por mucho que la lavara, no quedaba resplandeciente como antaño.

Se dió la vuelta en un intento por evitar los golpes que retocaban en su mente. Ya no hay marcha atrás, el daño triunfó una vez más y, una vez más, consiguió ser la peor versión que se recuerda de un ser humano.

Le dió paso a la tortura de saberse odiosa e ingirió, trago a trago, la amargura de verse como única responsable de aquella atrocidad.

Compartir este post
Repost0
10 mayo 2017 3 10 /05 /mayo /2017 07:31

Tarde o temprano llegaría, lo sabía. Es un hecho que las deudas tienen que ser saldadas, de una u otra manera, o bien porque te soliciten liquidar la cuenta o bien porque no te quede más remedio que hacerlo, pero no hay morosos ni en el cielo ni en el infierno.

Y alivio, se siente alivio de no continuar con esa tensión que demanda la justicia, la divina y la terrenal. Un alivio que es el motor para poder continuar, una justicia que en ocasiones obra con franqueza, aunque cueste creer en ella cuando pasa el tiempo y siempre se mantienen impunes los mismos.

Pero no. Lo sabía, sabía que tenía que llegar. Y ese día respiras, suspiras, te relajas y mentalmente das gracias porque todo vuelva a su sitio de origen. Las piezas vuelven a encajar con soltura y crece en tu interior esa confianza que necesitaba oxígeno para instalarse adecuadamente.

Ya lo sabía, aunque no llegaba, pero sentía que tenía que ser así.

Una de cal y otra de arena, así es la vida, no hay más misterio.

Buenos días y sol, aunque se cierren las nubes.

Compartir este post
Repost0
20 abril 2017 4 20 /04 /abril /2017 11:21

Los días pasan deprisa, casi sin darnos cuenta. Avanzamos por el calendario tan rápido que, a veces, da vértigo. Miramos el reloj comprobando que las manecillas han cogido tal cadencia que parece que se han vuelto locas.

Pero en medio de toda esa velocidad, hay instantes en los que se para el mundo. Una mirada, una respiración, un avance, una coquetería, un guiño, un suspiro, un roce, una melodía, una palabra, un abrazo. Sólo por esas pequeñas porciones de tiempo, merece la pena bajarse y disfrutar.

Compartir este post
Repost0
9 febrero 2017 4 09 /02 /febrero /2017 21:15

Tu diriges nuestras vidas,nos muestras el camino,nos coges de la mano y demuestras,a cada paso que das,que también te merece la pena nuestra compañía.

Duele tu dolor,lloro tu sueño inducido y velo tus ojos cerrados y tu pecho elevándose.

Nuevas batallas juntos,otra que hemos vencido.

Compartir este post
Repost0

Presentación

  • : El blog de kora-opina
  • : "Porque quien no inventa, no vive"(A.M.M.)...y, en muchas ocasiones, vivo para inventar o invento una vida.
  • Contacto

Archivos

Cuentos Y Demás...

Micro Relatos